El Mercurio Antofagasta:

Jun 28, 2019

Marimaca: el nuevo gran proyecto minero que avanza en la Región de Antofagasta

Marimaca: el nuevo gran proyecto minero que avanza en la Región de Antofagasta

Yacimiento ubicado en la Cordillera de la Costa, frente a Mejillones, cuenta con reservas cercanas a 200 millones de toneladas de óxido de cobre.

"Chile sigue siendo el país de Sudamérica más atractivo para la inversión minera". Así de convencido está el presidente de la canadiense Coro Mining, Luis Tondo, del potencial minero nacional. No en vano, la compañía que dirige avanza satisfactoriamente con el último proyecto cuprífero nuevo de gran escala que se desarrolla en la región: Marimaca.

Se trata de un yacimiento ubicado en plena cordillera de la costa, frente a Mejillones. Si bien su explotación a escala artesanal data de al menos 40 años, fue sólo en 2015 cuando uno de los geólogos senior de la compañía -Sergio Rivera- comenzó a interesarse por algunos afloramientos y a realizar los primeros estudios.

La estimación inicial de los recursos alcanzó las 20 millones de toneladas de óxidos.

No obstante, un joint venture con la familia dueña de la propiedad posibilitó a Coro Mining comenzar una campaña de sondajes y a la vez ingresar a la propiedad. "De los 18 pozos que hicimos en esa primera fase de exploración, encontramos mineralización en 16, lo cual resultó muy sorpresivo y agradable para nosotros", relata Tondo.

Recursos
Esa fase inicial de prospección terminó con 27.500 metros de sondajes, que definieron los primeros recursos oficiales de la propiedad: 76 millones de toneladas con una ley promedio de 0,51% de cobre oxidado.

Simultáneamente, Coro Mining compró algunos activos de Milpo (Ex Rayrock ubicada a unos 20 kilómetros de Marimaca) como la planta y algunas propiedades, para viabilizar un proyecto de explotación que les permitiera cumplir con las exigencias del contrato de joint venture y seguir avanzando en el proyecto.

"Debíamos demostrar que era económicamente factible una operación minera que alcanzara una producción mínima de 1.500 toneladas de cátodos anuales. Lo cual -a esta altura- es muy bajo, considerando el potencial de Marimaca", admite Tondo.

Actualmente la compañía está enfocada en una segunda fase de prospección -iniciada en diciembre de 2018- que incluye varias propiedades aledañas a Marimaca, como Atahualpa, Tarso y La Atómica, entre otras, constituyendo ya un distrito.

"Con los primeros sondajes ya logramos identificar que la mineralización se extiende hacia esas áreas, llegando a los 1.400 metros de largo por 800 metros de ancho y si consideramos el mismo espesor de Marimaca, entonces podríamos alcanzar recursos por 200 millones de toneladas a 0,51%, explica Tondo.

© Copyright Coro Mining 2019